17798918_1283090318392653_20325241156060897_n

Las bicicletas que recorren Sudamérica – Warmifonias podcast 001

Escucha el primer podcast de Warmifonias y su recorrido a lo largo de Ecuador y el norte de Perú


Crónica del comienzo del recorrido

Es 25 de febrero y en el Parque La Carolina -al norte de Quito- cae una leve lluvia mañanera. Unos cuantos autos transitan la ciudad y las calles se encuentran despejadas por el comienzo de feriado de carnaval. Aquí se anuncia el inicio del recorrido de Warmifonias y su transitar por Sudamérica.

La convocatoria es a las ocho de la mañana, unos cuantos transeúntes y atletas miran con sorpresa las bicicletas llenas de equipaje, alforjas delanteras y traseras, mochilas y las herramientas necesarias para que cinco mujeres recorran Ecuador, Perú, Argentina, Paraguay y Brasil en seis meses.

La primera en llegar es Sofía de la Torre (Waytamba), su bicicleta de color negro lleva algunas calcomanías, en el volante se encuentra el rosario que su abuela y su madre le regalaron. Calcula el peso de la bicicleta y comenta que es necesario equilibrar la carga a cada lado para evitar caídas o problemas al pedalear.

Entre su equipaje guarda con especial cuidado los lápices, pinceles y colores para realizar ilustraciones; ella es arquitecta y artista gráfica. En el recorrido de Warmifonias buscarán experiencias de mujeres transformadoras, la Waytamba será la encargada de retratarlas.

Unos minutos más tarde llega Daniela Borja, dice que la emoción y el trabajo hicieron que solo duerma dos horas antes de comenzar el recorrido. Es diseñadora industrial y la responsable de elaborar las alforjas del equipo de Warmifonias.

A través de NANKAIA -que es su emprendimiento de ropa y accesorios para ciclistas urbanos- brinda empleo a otras mujeres que son responsables de confeccionar estas prendas y accesorios.

Juntas van organizando las carpas y sleepings, acomodan las herramientas para las entrevistas que realizaran. Guardan al fondo de las alforjas las prendas que utilizarán en las zonas de calor, ya que al inicio harán su recorrido por la sierra de Ecuador, Perú y Bolivia.

A un costado vemos a Genevieve Rajoy ordenar su equipaje, ella llegó con todo desmontado. Su bicicleta de siempre no la acompañará en esta ocasión y le preocupa no adaptarse pronto a su nueva compañera de viaje.

Gene ha trabajado en la sensibilización de mujeres respecto a la forma en que estas viven su período menstrual. Propone usar toallas femeninas ecológicas que les permitan tener períodos cómodos, naturales y amigables; evitando la exposición innecesaria a los ingredientes sintéticos de las toallas desechables y los tampones, lo que también disminuye la contaminación ambiental.

Son las 9:25 de la mañana y en medio de aplausos llegan juntas Sofía Gordon y Patricia Vásquez, viven en el sector La Vicentina. Sus familiares las esperan entre llantos de emoción y nostalgia.

Sofía abraza a su madre y hermanas, todas explotan en llanto. Mira con nostalgia a su sobrina que no sabe a ciencia cierta qué es lo que va a hacer su tía durante todo ese tiempo.

“La Sofy” es parte del colectivo Carishinas en Bici, es educadora y activista de la bicicleta, le preocupa que a su regreso ciclistas y peatones tengan menos espacio en la ciudad.

Su bicicleta de color verde (la aceituna) es de fabricación nacional, marca Tacuri; con ella ha enseñado a otras mujeres a transitar de manera segura en la ciudad. El colectivo Carishinas en Bici desarrolla cada año y de manera autogestionada el proyecto “Hadas Madrinas en bici”, este programa invita a otras mujeres a pedalear en la ciudad y a hacer de la bicicleta su medio de transporte.

Patricia es geógrafa y la responsable de “preocupar” a sus compañeras de ruta, ella sabe cuántos kilómetros de subida y bajada les espera en cada trayecto, también sabe en cuantas horas estarán cerca de una ciudad, pueblo o comunidad.

Entre aplausos y arengas las cosas de a poco están listas, los últimos abrazos, los últimos consejos y las ultimas palabras de motivación.

Somos cincuenta personas aproximadamente las que vinimos a despedir a las Warmifonias. Cinco mujeres que no viajan solas, que esperan encontrar historias de otras mujeres que transforman sus entornos. Ellas encontraron en la bicicleta una forma de vida y a través de ella la herramienta para tejer lazos de articulación y trabajo con otras mujeres que buscan cambiar el mundo.

Si en la carretera se encuentran a cinco mujeres en bicicleta, compártanles agua, cerveza o un techo para refugiarse esa noche. Ellas no van solas, son custodias de las historias de muchas otras que han decidido organizarse y trabajar por mejorar su realidad.

Por: Roberto Chávez @lamalaactitud

Mira aquí algunas fotos de sus primeros días de recorrido:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *